• Fernando Glas

Cómo transformar tu proceso de selección en el 2019

Conviértete en un “pro” del reclutamiento.


El año inicia y, con él, nuevos retos en tus procesos de reclutamiento.

Dicen que el trabajo de selección de personal es monótono y tedioso, pero eso solo sucede si lo realizas de manera mecánica y desapasionada.

Por el contrario, si logras ponerle pasión al reclutamiento descubrirás un trabajo variado y enriquecedor que podrá abrirte las puertas a nuevas experiencias profesionales y, porque no, a posiciones de liderazgo. Después de todo, el liderazgo se trata de la comprensión del comportamiento humano para lograr objetivos a través de las personas.

Te comparto algunos consejos para que logres transformar y mejorar tu proceso de selección en este nuevo año.


1. Realiza una valoración de lo que te funcionó y lo que no te funcionó en el 2018


La vida nos va dejando experiencias a través de nuestros aciertos y errores. Y es importante que hagamos el ejercicio de estructurar nuestro propio banco de conocimiento basado en la experiencia propia.

Si la locura es hacer las cosas mil veces de la misma manera y esperar resultados diferentes, en nuestra profesión locura es manejar nuestro mismo proceso de selección siempre de la misma manera y esperar excelentes candidatos. La sociedad cambia, por lo tanto, la expectativa de los candidatos también.


El inicio de año es un buen momento para deshacerse de las viejas prácticas que ya no sigan dando buenos resultados.


2. Cierra el ciclo 2018


He observado a lo largo de los años que lo que más desgasta a mis clientes reclutadores es el tener búsquedas abiertas durante meses sin lograr reclutar el candidato adecuado. Y no hay nada que desmotive más que iniciar un nuevo ciclo con “pendientes” del año anterior.


En estos casos, siempre recomendamos dar por cerrada las búsquedas abiertas desde hace más de 3 meses e iniciarlas nuevamente como un proceso totalmente nuevo. Por lo tanto, las veremos con nuevos ojos.


En estos casos, es importante acercarse al cliente interno para realizar un nuevo levantamiento de información. La experiencia nos muestra que haciendo esto se logra flexibilizar los perfiles buscados y darles una nueva perspectiva.


3. Establece objetivos claros para el 2019


¿Hacia dónde va tu trabajo? ¿Qué esperan tus clientes de ti? ¿Qué esperas tú mismo de tu trabajo?


Es importante marcarse un norte para recuperar la motivación. Tener objetivos claros te puede permitir proyectarte al largo plazo y, por ende, desarrollar tu propia definición de éxito personal y profesional.


4. Define indicadores de gestión para tu proceso de reclutamiento


Si hablamos de objetivos claros y de nuestra propia definición de éxito, es indispensable saber cómo medirlo. ¿Cómo saber si tu trabajo es eficaz?


El inicio de año es un buen momento para definir tus propios indicadores de éxito en el proceso de reclutamiento: nivel de rotación, tiempo de entrega de procesos, porcentaje de aceptación de ofertas propuestas, calidad de las contrataciones, etc. Hay un sinnúmero de indicadores válidos para medir el éxito de tu reclutamiento. Lo importante es que esos indicadores estén alineados con tu propia realidad organizacional.


5. Aprende más sobre tu trabajo


Cada vez hay más técnicas y herramientas que pueden ayudarte en tu trabajo. Aprovecha este nuevo ciclo para aprender más: libros, videos, cursos, certificaciones. ¡Todos los medios son válidos cuando se busca nuevos conocimientos.


6. Pide ayuda cuando sea necesario


No dejes que el exceso de trabajo te absorba. Esto puede desmotivarte al mediano plazo e incluso afectar a tu salud. ¡Pide ayuda cuando sea necesario! Personal suplementario, herramientas nuevas, asesoría externa… esto es indispensable si consideramos que el proceso de reclutamiento siempre está en el “core” organizacional de las empresas de éxito. Buenos colaboradores = buenos equipos = grandes resultados.


7. No te olvides de agradecer


Finalmente, no olvides nunca olvides que ser reclutador es vivir día a día una profesión orientada al servicio. Por lo tanto, la palabra mágica “gracias” acompañada de una sonrisa están en el centro de nuestra actividad. Siempre habrá alguien a quien agradecer: candidatos contratados y no contratados, clientes internos, etc.


Además, el tratar bien a los candidatos te permitirá trabajar el “employer branding” que empieza a estar de moda en las grandes organizaciones y que debería ayudarte a conseguir mejores candidatos en el futuro.


Espero que estos consejos te ayuden a iniciar un nuevo ciclo con mucha energía y motivación.


¡Hasta la próxima!

  • whatsapp Agencia Siete
  • Facebook Agencia Siete
  • LinkedIn Agencia Siete

Tel: +593-4-510-5760

Cel: +593-98-408-2290